Es una técnica también conocida como laminación, la cual consiste en la unión de dos o más sustratos para obtener un producto final con características diferentes a cada uno de sus componentes individuales, el cual es apto para suplir necesidades que no podrían satisfacer separadamente los materiales involucrados.

En la industria textil los sustratos más usados son: Telas tejidas, material no tejido, espuma, EVA, polipropileno, lefa, etc.

El proceso de pegue o ligado se realiza con la aplicación de productos que mantienen unidos los sustratos, o por medio de la fusión de las fibras de un material con otro.

En el proceso en que se usan resinas como producto ligante, se debe tener especial cuidado en el control de la viscosidad de la pasta de bondeo, la cual generalmente debe estar por encima de los 10.000 cPs, buscando tener poca tendencia al flujo y así controlar la penetración en el sustrato, especialmente en el caso de trabajar con sustratos porosos como la espuma.

Con esta técnica se obtienen principalmente materiales que son empleados en la industria del calzado, marroquinería, tapicería, forros para automóviles, y productos usados en confección especialmente en corsetería.

  • RESINAS TEXBOND®

    Resinas o ligantes de diferentes tactos y grados de adhesión para el pegue de sustratos por aplicación de una película intermedia entre ellos.

  • ESPESANTES LANCRYL®

    Productos para la modificación reológica y de viscosidad de las resinas para optimizar el proceso de aplicación.